Para hacer una larga y corta historia, nos encanta nuestro trabajo. Eso es.  Somos capaces de combinar la gran ciencia e I + D con el resultado final de poder ayudar a los niños que sufren de enfermedades raras.  ¿Quién podría pedir algo más? No, de verdad. ¿Quién podría? Nosotros no.

¿Te preguntas cómo terminamos aquí exactamente? Bueno, todo comenzó en 2009. Antonio estaba harto (hasta las narices iba a decir) de trabajar para “el hombre” y no llegar a ningún sitio, sentir que todas sus ideas estaban siendo ignoradas o tomadas por sentado por las empresas  para las que había estado trabajando, etc. Así que cuando él vino y me preguntó lo que pensaba sobre la idea de ser dueño de su propia empresa, para mí era pan comido, yo solo dije vale.

Él tenía las ideas, él sabía cómo hacerlo,  hizo probablemente uno de los mejores acuerdos en el mundo con, al menos para mí, una de las mejores personas en él, el Dra. Rosario Perona. Había que decirlo, ¿no?

Bueno, la crisis – no era el momento probablemente, incluso cerca de estar de nuestro lado con respecto a la financiación del gobierno, los inversionistas estaban como “¿Qué? ¿Invertir en una empresa española ahora? Seguramente usted bromea”.  Bueno, no estábamos bromeando en ningún sentido de la palabra, nos limitamos a adaptarnos, apretarnos los cinturones y yo seguí trabajando en 3 puestos de trabajo, si,  las personas no hacen eso aquí – yo creo que jamás me he echado una siesta, realmente, es verdad.

Pero en realidad, nuestra historia comenzó verdaderamente en un frío y lluvioso domingo cuando Antonio estaba leyendo acerca de los telómeros, las enfermedades raras en los niños (algo muy simple) para un cliente en los Estados Unidos y se encontró con un papel escrito por Rosario. Él le envió un correo electrónico y ella respondió de inmediato. Se produjeron más mensajes de correo electrónico y 2 horas más tarde rodó a la sala de estar con una extraña mirada en su cara y me dijo que pensaba que acababa de encontrar lo que estaba buscando. (Cue U2) A partir de ese día, Rosario y él hablaban 2-3 veces al día – se enviaban correos electrónicos a todas horas del día y de la noche. Se firmaron acuerdos, se pagaron notarios y nació Advanced Medical Projects.

¿Trabajar en raras y rarísimas enfermedades, que dices? Sí, disqueratosis congénita, síndrome de X frágil, Ataxia Telangiectasia por nombrar algunas. Estas son enfermedades horribles que nadie podría desear ni a su peor enemigo, y menos aún en un niño. Puedes buscar en  google éstas y más y probablemente rompas a llorar leyendo las estadísticas y viendo las fotografías de familias haciendo lo imposible por obtener el mejor cuidado y curación, para ayudar a sus hijos. Simplemente no pudimos hacer la vista gorda a estos niños y decidimos ayudar.

Todo ha sido infinitamente más difícil de lo que pensábamos, pero también infinitamente más bonito. Al principio, nos vimos a nosotros mismos como personas que querían ayudar a estos niños, conocerlos. Pero cuando Antonio fue a ellos y a sus familias, también comenzó a ver que, de hecho, fueron ellos los que nos ayudaron, nos dieron algo que no habíamos sospechado antes: una hermosa razón para levantarnos cada mañana y pelear las batallas de ese día como si fuera el último de nuestras vidas y la puso en el primer lugar del proyecto. Pronto conoció a Antonio J, el niño cuyas células (transmitidas por los padres) han demostrado el enorme potencial de nuestra molécula en estudios de laboratorio. Era un niño hermoso, de pelo rizado y pelirrojo, con una actividad vital desbordante, una mirada entre tímida e inquieta. Ese niño era la razón de todo, pero no pudo llegar a tiempo para probar el nuevo fármaco en él. Es un camino terrible, sabiendo que ya estaba muy enfermo, el mismo día que fuimos capaces de eliminar un obstáculo legal para administrarle como una droga “compasiva” a él, J nos dejó … Desolado, Antonio llamó a Rosario y ambos lloraron por teléfono. Ese día algo profundo en nuestros corazones murió. Ese día primero experimentamos derrota, desolación, impotencia, un vacío que J nos dejó

Así que empezamos a luchar más, no aceptábamos  un no por respuesta, y finalmente, después de casi 5 años alguien o algo nos envió un ángel de la guarda, y no podría haber ocurrido en mejor momento. Era una nueva compañía farmacéutica estadounidense dirigida por un hombre visionario, un hombre con un equipo dispuesto a tomar riesgos calculados en un muy nuevo fármaco con un enorme potencial  que sólo muy pocos podían verlo entonces. Antonio fue a una conferencia buscando dinero para inversión en California y llegó a casa estupefacto. Enlazamos una estrecha relación de trabajo con esta empresa y en menos de 5 meses la debida diligencia se llevó a cabo y la ayuda en forma de USD en los futuros derechos de fámacos fueron llegando y ahora estamos a meros meses de iniciar un ensayo clínico de fase 3 con X Frágil y otro de fase 3 con un nuevo medicamento contra el X-adrenoleucodistrofia y aún más cerca de mirar el resto.  ¡Gracias California!

Y ahora a los cosméticos, ¿por qué estamos aún en este sector gigantesco? Bueno, se trata de volver a la tarde lluviosa y Rosario. Resulta que el péptido que tiene – muy sexy llamado GSE 24-2 (bueno, no tan sexy, pero espere hasta que escuche lo que pueda hacer) – detiene que se encojan los telómeros. Así que un péptido similar que puede ayudar a ralentizar la  Disqueratosis  también puede detener nuestra piel contra el envejecimiento – de ahí la línea insolitus. La única línea de cuidado de la piel en el mercado que hace lo que dice… Ayudar a prevenir/ retrasar el envejecimiento cutáneo. Sé que usted ha oído todo esto antes, pero puedo decir honestamente que funciona. Funciona para las enfermedades raras para los niños, trabaja para su piel. Y no bromeamos con los niños.

¿Qué nos puede apartar del resto del negocio de cuidado de la piel millones o incluso billones de dólares? Es que ponemos todo el dinero que está en nuestra mano, literalmente. Cada céntimo de la venta de nuestros productos va directamente de vuelta a la I + D para las raras y rarísimas enfermedades con las que trabajamos. Estamos tan seguros de que podemos hacer una diferencia. Queremos hacer una diferencia y estos niños merecen una oportunidad justa y una vida.

Así que cuando usted compre nuestros productos cosméticos,  tendrá  en sus manos un producto que ha sido pensado y científicamente estudiado durante años, patentado en todo el mundo, completamente diseñado a partir de los componentes más puros a la estandarización de cada lote. Usted tiene en sus manos absolutas e innovadoras moléculas que no encontrará en ningún otro producto del mercado, ya que están patentados por nosotros y nosotros no vendemos o transferimos los derechos de nuestras patentes a cualquiera. También tiene en sus manos un sueño, el sueño de crear un mundo mejor, la profunda convicción de que esto es posible y vale la pena. Trabajamos todos los días para una vida mejor, un mundo más limpio, que está libre de los niños que sufren de estas enfermedades terribles, uno donde estos niños tengan una oportunidad justa de vivir y ser feliz. Somos grandes soñadores, y tenemos la intención de seguir siendo así.

Pin It on Pinterest

Share This