El día de la madre es una festividad celebrada a nivel mundial.

Muchos os preguntaréis porqué se celebra este día.

Pues bien, la mitología y la realidad tienen mucho que ver en la construcción de la historia de esta celebración familiar.

Si nos remontamos años atrás, en la Antigua Grecia y en la Antigua Roma, surgió la Diosa Madre Rea, que luego ambos la pasaron a llamar Gran Madre. La gran importancia de la Diosa llevó a que se le rindiera el culto a la maternidad. En ese culto que se realizaba está el origen del Día de la Madre, que no llegó a festejarse como tal hasta el año 1908 d.C.

Todos queremos a nuestras madres y aunque se lo demostremos o no diariamente de una u otra forma, estemos a su lado o no, este día nos gusta celebrarlo con ella. Ya sea, comiendo juntos si existe la oportunidad, haciéndole algún regalo…

En mi caso, siempre me pregunto qué será de mi vida cuando sea madre. Y solo pido una cosa, que sea la mitad de buena en esa tarea de lo que es ella.

Una madre siempre te da buenos consejos, aunque en ese momento o en esa etapa de tu vida no sean los que quieras escuchar, tarde o temprano te das cuenta de que llevaba razón.

Es de las pocas personas de tu alrededor que si te pasa algo lo sabe. Pero no le hace falta estar contigo para ello. Si está lejos se da cuenta. Y es de las pocas personas también que estará ahí para levantarse contigo en una caída. Dejará todo lo que esté haciendo para hacerlo.

También dejará que cometas errores, pero estará ahí para ayudarte a solucionarlos. Porqué es madre y sabe que de los errores se aprende, ¿qué no sabe?

Y es que sabe lo peor de ti y aun así no te juzga y te quiere incondicionalmente.

Es la primera persona a la que llamas para contarle las buenas noticias. Bueno, también las malas.

Nunca se rinde contigo incluso cuando tú ya te rendiste. Y es la primera que se alegra de tus avances y tus logros. Valorando ese pasito a pasito que te ha visto ir dando.

Por estos y muchos más motivos, no se vosotros, pero yo no me imagino una vida sin ella. Sin sus palabras de madre, sin su constancia, sin su cariño, sin su paciencia y dedicación, sin su memoria y sin su capacidad de organización.

El Día Del Madre

El Día de la Madre, que como decía al principio, ya celebraban en el antiguo Egipto y en Grecia, varía de un país a otro. En España no siempre ha sido igual. Hasta 1965 coincidía con la Inmaculada, algo común en el mundo cristiano, pero ahora se celebra el primer domingo de Mayo.

El Día de la Madre se celebra en veinte días diferentes. El mismo día que en España se celebra también en Hungría, Lituania, Portugal, Sudáfrica y Rumanía. Cuestión diferente es en Brasil, Grecia, Venezuela, Canadá, Estados Unidos, Colombia, Cuba, Ecuador, Honduras y Uruguay donde las madres tendrán que esperar hasta el segundo domingo del mes de mayo para poder disfrutar de su merecidísimo día.

El Día de la madre francés se retrasa un poquito más. Y es que las madres galas, junto con las de República Dominicana y Suecia celebrarán su día el último domingo de este mes. Las madres de Argentina, así como las de Bielorrusia, serán homenajeadas en el mes de octubre, concretamente el tercer domingo de este otoñal mes.

Reconócelo, en algún momento de tu vida has escuchado estas frases en boca de tu madre:

– Mamá, ¿qué hay de comer?

– Comida.

(Gracias mamá, menos mal que no hay piedras).

– Mamaaá, ¿dónde están las zapatillas rojas?

– En su sitio

– Pero, no las encuentro. Aquí no están.

– Como vaya yo y las encuentre, te enteras.

(No se sabe la fórmula o la teoría de porqué las madres siempre terminan encontrando los objetos perdidos, pero lo hacen).

Mucha gente hace referencia a este día como un día comercial. Si bien es cierto que asociamos este día a la compra puesto que siempre queremos homenajear a nuestras madres con un regalito que demuestre que ahí estamos sus hijos. Pero es que el día en que una mujer se convierte en madre, lo será para siempre. Lo sé, siempre hay excepciones, pero la gran mayoría son así. Dará igual la edad de sus hijos y que lleven años con sus respectivas parejas, dará igual que ya tengan nietos. Seguirá siendo madre y preocupándose como el primer día, aun viendo que sus hijos son plenamente autónomos. Si, lo somos pero en el fondo sabemos que nos hace falta. Por eso, que menos que un pequeño homenaje, ¿no?

Es sólo un día, dedicado a ella. Lo merece.

En Beautifulyoualways, queremos homenajear a todas las madres del mundo y por ello, todos nuestros artículos estarán rebajados un 20%.

Cada día lo confirmo: MADRE NO HAY MÁS QUE UNA.

Pin It on Pinterest

Share This